Enero, 2010

Cómo se hizo la portada del corto
[Aléjese del área]

UNA MANO enguantada quemando una flor, es la portada junto con un logotipo muy simbólico que explicaremos aquí. Nos costó trabajo pensar esta portada, que contuviese estos tres elementos: estética de acorde con el corto, relación con el argumento y un fuerte simbolismo que para el pueblo alemán se hace más entendible.

Foto de la flor.

La idea comenzó en clase de Aplicaciones fotográficas del ciclo superior de Imagen que estoy cursando. Había que hacer un trabajo en grupo, elegir un objeto y realizar una foto totalmente distinta cada alumno con ese mismo objeto. Mi grupo eligió una flor, así fueron surgiendo fotos como las de Jose (un lienzo cuyo pincel es la flor), la de Ray (una mujer con una flor en la boca), la de Lolo (una flor marchita rodeada de drogas), etc.

Yo que en ese momento llevaba días pensado en la portada del cortometraje, se me ocurrió la idea de una mano enguantada, símbolo de fuerza militar, de dictadura o de arrogancia, que está quemando la flor.

Para realizar la foto usé un solo foco de luz contínua desde el suelo para crear un brillo sobre el guante que pareciese provenir del fuego de la flor. Tras la flor, colocamos una bolita de papel ardiendo, que es la que realmente da la llamarada grande. La cerilla es la que quema la flor, que con poquito calor ya se comenzó a marchitar. Hice unas quince fotos.

La fotografía son dos en una. Si observáis, veréis que hay como dos llamas distintas superpuestas. La llama grande pertenece a uno de los intentos en que creció mucho el fuego, así que recorté ese fuego para ponerlo en la foto base que es todo el resto.

Entregué mi foto al profesor como una práctica más, le puse un cartelito decorativo, una cita de Woodrow Wilson: "La historia de la libertad es la de la lucha por limitar el poder del gobierno". Sin embargo yo sabía que no sólo se iba a quedar en una práctica, ya tenía la mitad de la portada del corto.

 

Logotipo y título.

La otra mitad del cartel lo compondría el título y un logotipo que quería incluir en todas las secciones: foto fija, making, dvd, web, camiseta, etc. Para ello hablé con Javier Acedo, diseñador gráfico y operador de cámara.

Le dije que quería usar el escudo de la extinta RDA (República democrática alemana) que era rojo y redondo y usarlo a modo de señal de prohibido. Javi cuarteó el escudo y lo rodeo de alambre de espino, todo en tonos más rojizos de lo que era, le confirió brillos al alambre y realizó un título en letras claritas pero cortadas por siluetas de alambres.

Me encantó, sólo quedaba eliminar el martillo y el compás del interior del escudo y sustiturlo por algún elemento que avocase a la libertad suprimida. Pensamos (e hicimos) varias cosas diferentes: manos que se abrían paso, un muro roto, el pesonaje de Katerina (Sarah Sein) corriendo en la noche... pero lo que más me gustó fue la sencillez y llamativo ojo de Susana Pauw con efecto a tinta.

Un ojo al que impiden ver, conocer el mundo exterior, no se que más simbologías puede llegar a tener. ¿Y quien se lo impide? El sistema dictatorial de la RDA, ese escudo modificado. Creo que para los alemanes estará mucho más claro estos símbolos. Es como, si por ejemplo, aquí hacemos el águila franquista atrapando con sus alas a una persona o una hoz y un martillo stalinista arañando el rostro de alguien; son símbolos claramente reconocibles por quienes los entienden.

 

El vídeo.

La creación de estos símbolos no sólo se quedaron en la portada. En el DVD completo del cortometraje, en el making, en las secciones de la foto fija, artbook, etc... se pueden ver animaciones de la mano enguantada prendiendo la cerilla a cámara lenta, del logotipo girando, vibrando y del título fundiéndose sobre alambres de espino. Una original forma de colocar transiciones entre los elementos Extra del dvd que a la par forman un conjunto semejante a la portada.

 

La contraportada de la edición al público.

Si la portada tuvo su quehacer (hay que sumar los nombres de los intérpretes con tipografía de esas máquinas de los años ochenta que hacían pegatinas con letras a presión como esta: ); la contraportada tambien tenía que seguir la misma estética pero a la vez contener un simbolismo igual de mágico.

En la parte derecha tenemos la espalda de un soldado que recorre todo el lateral de la contraportada y al fondo, completamente, otra fotografía que muestra la vieja máquina de escribir de principio de siglo que me dejaron (modelo Underwood en perfecto estado y debo añadir, que tiene un alto valor en el mercado) y el teléfono de los setenta (fotos realizadas por Delia Márquez durante el rodaje).

Abajo, una mancha multicolor tipo óleos (algo muy de acorde con el hilo secundario del cortometraje); y por último la ficha técnica, tres pequeños fotogramas y los símbolos pertinentes de información.

Pegatina interior.

Como si se tratase de una peli realmente lanzada al mercado, el DVD tiene su pegatina a todo color. Al principio quise personalizarlo con una fotografía retocada en la que se veían los soldados. Sin embargo lo he simplificado aún más dejando dos versiones: la portada en miniatura alrededor de la pegatina (flor, guante, logo y título...) y otra versión en la que el logotipo ocupa todo el disco y dentro se halla el título.

En fin, un trabajo que no es ni la centésima parte de lo que supuso la creación del corto en sí.

 

Fran Kapilla

Fran Kapilla.com (c) 2005-2010
Crónicas | Curriculum | Archivo | Fotografía | Reflexiones | Mis Libros | Mis dibujos | Contacto | Servicios