“HIELO VERDE”
GREEN ICE, UK, ERNEST DAY, 1981
Análisis fílmico por Fran Kapilla




Un experto en electrónica se ve envuelto en una trama de corrupción, guerrilleros y piedras preciosas en Mexico. Se inicia un thriller que lo llevará por tres escenarios básicamente: la peligrosa selva vigilada por soldados asesinos, mansiones lujosas y un edificio de alta tecnología.

Ryan O'Neal es un joven ingeniero sin dinero que viaja por Mexico en busca de un empleo y fortuna. Inicia su aventura casualmente atraído por una bella mujer. La mujer está relacionada con un grupo de rebeldes guerrilleros y con un magnate de las esmeraldas, eso conducen al protagonista a diferentes situaciones de peligro.

Omar Shariff es el magnate de las esmeraldas. Posee un imperio de procesado y venta de esta piedra preciosa y para ello no duda aplicar los métodos más extremos, desde grupos de sicarios en la selva hasta equipos de vigilancia futuristas en el edificio que regenta. En cierto sentido, el personaje me recuerda a aquel que hizo en "El furor de la codicia" (Le casse) junto a Belmondo. En aquella otra hacía de policía corrupto que ve la oportunidad de robar a un ladrón un cargamento de diamantes. En esta otra, es un empresario millonario que no tiene las carencias económicas de aquel policía pero si que tiene la ambición desmedida por las esmeraldas y por utilizar a los que tiene alrededor. Shariff interpreta a un arquetipo ambicioso pero no brilla demasiado, son son los personajes de O'Neal y Archer los que destacan en su totalidad; es una pena que no hayan dado más peso a éste gran actor. En mi opinión, tendrían que haber restado importancia a la presencia de los secundarios guerrilleros, sobretodo al malvado coronel, que en cierta medida está usurpando el papel de antagonista.

Ann Archer es una actriz muy resolutiva que tiene una mirada enigmática y un porte elegante que siempre le han llevado a personajes de cierta sofisticación: millonaria, reportera, política, etc. Cuando hizo este "Hielo verde" aún no había dado el gran salto a otros thrillers del mismo corte pero parece que en aquel 1981 ya se le había encasillado el papel de mujer metida en líos políticos o militares. Años después la veremos en "Atracción fatal" junto a Michael Douglas, en "Testigo accidental" junto a Gene Hackman, en "Juego de patriotas" y "Peligro inminente" junto a Harrison Ford. En todas estas películas interpreta a una mujer que acompaña al héroe de turno y aunque Archer tiene papeles donde muestra un carácter fuerte e indómito, en ninguna de sus películas es plenamente protagonista.



El mensaje que transmite la película es la maldad que conllevan las joyas y la codicia. Hay un personaje que prefiere sembrar café en vez de buscar esmeraldas porque considera que son la maldición de su país. Otra segunda lectura que se hace es el de la tremenda corrupción y peligro que hay en esa zona del mundo. No se cómo será de peligroso Mexico, pero para los creadores del film está claro que lo pintan bastante mal.
 
Encontramos dosis de acción tipo thriller sin llegar a ser exagerada. Soldados armados, un plan de robo (por cierto creo que la escena que más me gusta es en la que el protagonista proyecta la imagen de Shariff para hacer creer al ordenador que el dueño de la empresa está presente), hay vuelos en globo (con un chroma regulero de la época y una música en esa secuencia que es para llorar de pena), hay descensos en cable (muy bien hecho), tiroteos, etc. Otra escena que me parece interesante es cuando el protagonista prepara una rápida trampa para detectar a los intrusos, dos alarmas y un tocadiscos que ponen sobre-aviso y despistan a los enemigos.

Hay también un alarde de cuerpo escultural del protagonista que lo vemos en ropa interior, en bañador y sin camisa en bastante metraje. Parece que quisieron explotar la belleza masculina de un modo curioso para la época porque en cambio no vemos a Archer desprovista de ropa en ningún momento y en aquellos entonces solía ser al revés.

La caratula de la película siempre me despistó mucho. Cuando era pequeño la teníamos en VHS y con corta edad, cuando miraba la cubierta, pensaba que era de ciencia ficción espacial (me río hoy día); porque si os fijáis en el poster, el protagonista está disparando una especie de rayo láser, a sus pies está la mujer (recordándome mucho a la princesa Leia de "Star Wars" y tras ellos se ve un rectángulo brillante que parece una puerta de nave especial (pero que simula ser una esmeralda). La tipografía de "Green Ice" en plan letras robóticas también alimentaron esta imaginación. Quizá por eso nunca vi la película hasta la adultez, donde pude apreciar de una trama interesante sin importarme que no fuese lo que pensaba.

Sobre el director, Ernest Day, parece que este "Hielo verde" es su mejor película. Su carrera como operador de cámara fue mucho más larga y brillante: fue el cámara de "Doctor Zhivago", "Lawrence de Arabia", "La pantera rosa ataca de nuevo", "Misión Imposible I", etc. Pero en calidad de director su mejor título de los pocos que hizo, fue la presente.

En el aspecto global, es una película entretenida sin llegar a ser tan puntera como otros títulos de Shariff o de O'Neal, o la anteriormente mencionada de "Le casse". Sigue la estructura de todas las que están relacionadas con joyas y tesoros en las que el malvado sufre justo lo que más teme y donde los protagonistas no consiguen heredar toda la fortuna del todo... Incluso una crítica de su momento la tildó de "TV movie" con presupuesto. Es una película prescindible y sin mucho que aportar, únicamente nos entretiene tan sólo por disfrutar del trío interpretativo de Shariff, O'Neal y Archer.

Análisis fílmico por Fran Kapilla (www.frankapilla.com)