Principal > Reflexiones > Flores rotas
Domingo 8 de marzo, 2009


Dirección Jim Jarmusch
Fotografía Frederick Elmes
Guión Jim Jarmusch
Música Jim Jarmusch
Reparto Bill Murray, Christopher McDonald, Mark Webber, Jeffrey Wright, Sharon Stone, Jessica Lange, Julie Delpy, Chloë Sevigny, Tilda Swinton, Frances Conroy, Heather Alicia Simms.
2005, EEUU y Francia.

Jim Jarmucsh.

 

Festival Internacional de Cine de Cannes
  • Ganadora del Grand Premio del Jurado

Filmografía

· Permanent Vacation, 1980.
· Stranger Than Paradise (cortometraje), 1982.
· Stranger Than Paradise, 1984.
· Coffee and Cigarettes (cortometraje), 1986.
· Down by Law, 1986.
· Coffee and Cigarettes II (cortometraje), 1989.
· Mystery Train, 1989.
· Night on Earth, 1991.
· Coffee and Cigarettes III (cortometraje), 1993.
· Dead Man, 1995.
· Year of the Horse, 1997.
· Ghost Dog: The Way of the Samurai, 1999.
· Coffee & Cigarettes, 2003.
· Broken Flowers, 2005
· The Limits of Control, 2009 (pre-produccion)


Flores rotas

Nos hallamos ante una visión de la soledad un tanto diferente a lo habitual. El maestro Jim Jarmusch no nos muestra a un anciano ni un lugar recóndito del mundo; todo lo contrario, una persona rica, con una buena vida que sin embargo se da cuenta que está solo.

Sinopsis

Don Johnston es un millonario playboy que ha envejecido. El mismo día que su última conquista lo deja recibe una carta que le hará cambiar su vida: un ligue de hace veinte años contándole que tuvo un hijo con él y que lo está buscando. Sin embargo el remite está ilegible.

 

Particularidades

Una película muy del estilo de Jarmusch, con un ritmo lento pero incesante; de carácter muy intimista y con una historia sencilla, clara y a la vez muy humana.

Es la segunda vez (primero Lost in translation) que vemos a Bill Murray interpretando un papel serio y realista. Se acabaron los días de ver a Bill haciendo el payaso para películas fantásticas, ahora con Jarmusch alcanza el nivel que merece.

Sin embargo, Don Johnston (Murray) no soltará una lágrima en toda la película, su faceta seria y aburrida la mantiene, dando vida a su personaje amargado. Sin embargo, conforme avanza su historia, se vuelve más amargo y al final vemos como se cubre los ojos para evitar las lágrimas. Tranquilos que no voy a desvelar la trama.

El guión es bien sencillo, igual que el argumento. El tipo recibe una carta rosa donde una mujer que estuvo con él hace veinte años le cuenta que tuvo un hijo en secreto. Que ahora el chico tiene 18 y que está buscando a su padre. El protagonista hace una lista de las posibles mujeres y se echa a la carretera para ir a visitarlas. Su amigo y vecino es quien le ayuda en la misión, telefónicamente.

Durante su viaje, el tipo conocerá la nueva vida de sus antiguas novias y en muchas ocasiones le chocará el como han cambiado. En general no le tratan demasiado bien, pasan de él y recibe golpes. Sharon Stone interpreta a la primera de ellas; madre soltera, sin dinero y un tanto buscona. Para el resto tenemos una Jessica Lange drogadicta, una ejecutiva que antes fue hippie y una extraña médium de animales que también está forrada.

En resumen, el espectador podrá advertir una síntesis que el protagonista conocerá: cómo podría haberle cambiado su vida en el caso de hacer una familia con cualquiera de esas mujeres. Fuese como fuese no estaría solo.

También podemos apreciar un juego de elementos, formas, recuerdos, y el color (el rosa), relacionado con todas las mujeres y la carta desconocida. Todo lleva a suposiciones infundadas que se destruyen por otras nuevas y a una confusión general acerca de quien es la madre y quien el hijo.

 

Sobre el director

Jim Jarmusch inicialmente estudió Historia de la Literatura Inglesa y Estadounidense en la Universidad de Columbia de Nueva York, y fue más tarde, ya con las influencias literarias, alumno de la New York University Film School, donde fue ayudante de Nicholas Ray. Ahí comenzaría su carrera fílmica.

Su primera película, Permanent Vacation (1981), rodada en 16 mm y con bajo presupuesto, es una historia sobre un joven marginado en Manhattan. En 1982 dirigió el cortometraje The New World (El nuevo mundo), que en 1984 dio lugar al largometraje Extraños en el Paraíso con la que ganó la Camera d'Or en Cannes. Este relato de las aventuras y desventuras de dos amigos y una chica húngara, ambientado en un paisaje típico americano y rodada en blanco y negro, atrajo la atención de la crítica y Jarmusch pasó a ser considerado un nuevo valor del séptimo arte. En 1986 dirigió Bajo el peso de la ley, relato de tres criminales que escapan de la cárcel y se esconden en las zonas pantanosas de Louisiana. Ambas películas fueron alabadas por la crítica europea como evidencia de la existencia de una nueva tradición minimalista de estética experimental; pero la obra de Jarmusch cautiva principalmente por su retrato agudo y emotivo de la figura del perdedor al margen de la sociedad. En sus dos siguientes películas: Mystery Train (El tren misterioso, 1989) y Night on Earth (Noche en la Tierra (1991), un conjunto de cinco relatos que transcurren en Estados Unidos y Europa con un taxi como pretexto, (en uno de los relatos el protagonista es Roberto Benigni) abandona el formato en blanco y negro pero continúa con su obsesión por los personajes marginados que sufren o se rebelan contra la sociedad.

Además de las influencias literarias, cabe destacar las influencias musicales para Jarmusch. Músicos como Tom Waits (del cual es un reconocido amigo), Joe Strummer, Iggy Pop, John Lurie y Screamin Jay Hawkings aparecen en sus películas, y también su cuidada elección con las canciones que forman parte de las bandas sonoras de sus films.

Fran Kapilla