Diciembre, 2005


Dirección Stanley Kubrick
Producción Stanley Kubrick Fotografía Geoffrey Unsworth
Guión Stanley Kubrick y Arthur C Clark
Reparto Keir Dullea: Doctor David Bowman
Gary Lockwood, William Sylvester,
Daniel Richter, Leonard Rossiter,
Margaret Tyzack.

País(es) UK. 1968, 143 min.

 

Filmografía de Stanley Kubrick.

-* Eyes Wide Shut / Eyes Wide Shut / Ojos bien cerrados (1999)
-* Full Metal Jacket / La chaqueta metálica / Nacido para matar / Cara de guerra (1987)
-* The Shining / El resplandor (1980)
-* Barry Lyndon (1975)
-* A Clockwork Orange / La naranja mecánica (1971)
-* 2001: A Space Odyssey / 2001: Una odisea del espacio (1968)
-* Dr. Strangelove or: How I Learned To Stop Worrying And Love The Bomb / Teléfono rojo. Volamos hacia Moscú / Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba (1964)
-* Lolita (1962)
-* Spartacus /Espartaco (1960)
-* Paths of Glory /Senderos de gloria / La patrulla infernal (1957)
-* The Killing / Atraco perfecto / Casta de malditos (1956)
-* Killer's Kiss / El beso del asesino (1955)
-* The Seafarers (1953)
-* Fear and Desire (1953)
-* Day Of The Fight (1951)
-* Flying Padre (1951)


El trailer original de 1968 y un extracto del tema principal.


2001 Una odisea del espacio


2001; una película que es todo un referente al cine de ciencia ficción futurista. Lenta, un poco extraña y con un argumento poco comprensible; sin embargo toda la peli es una obra de arte. Muestra unas imágenes bellísimas, acompañadas de una banda sonora que nos produce la sensación de avanzar hacia algo grandioso. Recomiendo mucho ver esta peli (teniendo en cuenta que no vamos a encontrar rayos lásers ni velocidad luz); que entre otras cosas, fue algo profética, ya que muchos de sus utensilios, la comida de las naves, la interacción con el ordenador, la criogenización, los movimientos y un largo etcétera fueron visionados por Kubrick mucho antes de su existencia o de su actual investigación.

 

Conclusión (recomiendo ver la peli antes de seguir leyendo).

Os resultará raro que comience por las conclusiones, pero si habéis soportado ver la peli de un tirón estaréis deseosos, ávidos de saber cual es el significado de todo esto. Así que sin más dilación voy a hablar sobre ello y luego iré analizando cada acto de lo que sucede en la peli.

Antes de nada quiero decir que mi conclusión es una valoración subjetiva, ya que los autores nunca dieron una respuesta contundente sino que lo dejaron todo un poco abierto. Si hicieramos un esquema super simple sobre los escenarios temporales donde ocurre la peli nos saldrían dos: la prehistoria y el futuro. Y algo en medio que es lo que los une. Así que habría que pensar que hay un importante nexo de unión entre la prehistoria, el futuro y también lo que une el futuro con el paso final.

¿Cual es este nexo? El monolito lógicamente, es ese elemento extraño de origen extraterrestre. Sin embargo, el monolito no es ningún reactivador neuronal ni ninguna máquina capaz de evolucionar a los simios. El monolito no llega del espacio cierto día; el monolito siempre ha estado ahí; igual que siempre ha estado en la Luna y siempre ha estado orbitando en Júpiter. Así que, y según dijo Arthur C. Clark, el monolito es un transmisor del estado mental del hombre y a la vez como banderas a las que llega el hombre para seguir cierta pista.

Un día los simios se dan cuenta que a su lado está el monolito, es el momento que coincide con que ven de otra manera su mundo, un hueso ya no es un hueso, sino un arma. Comienzan a usar la abstracción para crear herramientas.

Damos un salto al futuro, la herramienta del hueso ha evolucionado tanto, (pasando por industralización, química, etc) hasta llegar a la más perfecta de todas: el ordenador HAL-9000. Esta computadora va a ser la última herramienta que invente el ser humano, ya no habrá más, ninguna más.

El ciclo de la vida llega a completarse cuando un ser humano (el protagonista) tiene que desconectar a HAL-9000. Con los sentimientos más básicos, los mismos que tenía el simio: miedo, ira, cansancio, incertidumbre... tiene que destruir la herramienta más perfecta con la herramienta más antigua y simple. El astronauta desconecta la computadora con un palito, una especie de destornillador que va destruyendo el cerebro de HAL.

El ser humano ha llegado a su final mental, por así decirlo; ya no va a inventar nada más perfecto que HAL (una máquina lista, con sentimientos y miedo a la muerte); y entonces es cuando se produce el otro salto. Igual que vimos el salto de la prehistoria al futuro; vemos el salto del futuro a un más allá desconocido. Unas imágenes extrañas llenas de efectos que quedan abiertas para cualquier razonamiento del espectador: otra vida, otra perspectiva del universo, otra dimensión, otra forma de concebir la existencia, lo que cada cual quiera.

¡Eso es todo, amigos!

Fran.

 

Análisis por partes del film. (Esto lo he pillado de la Wikipedia directamente)

Primer Acto: El amanecer del hombre


Estamos situados 4 millones de años atrás, donde vemos la vida cotidiana de un grupo de primates en la sabana: ramonean en busca de alimento vegetal, ocasionalmente comen carroña de animales muertos pero conviven pacíficamente con ellos cuando están vivos, temen la oscuridad de la noche y a sus depredadores, descansan con sueño nervioso en el fondo de una cueva por sus temores y se disputan con otros grupos de primates la bebida de una charca o el espacio vital, pero sin llegar normalmente al contacto físico. En definitiva estamos en un planeta en el que no existe vida inteligente, aunque esta especie de primates puede disponer de factores que la propician, como una bipedestación ocasional, la funcionalidad de sus manos y pies para agarrar.

Un amanecer cualquiera, uno de los primates se despierta y encuentra un negro monolito, un perfecto bloque de varios metros de altura que provoca la alarma en el grupo y un primer momento de confusión y miedo, hasta que comprueban que es inerte y poco a poco pasan simplemente a ignorarlo. Sin embargo, poco después comienzan a percibirse ciertos cambios en la conducta de los primates, cierto grado de conciencia sobre los recursos disponibles para sobrevivir, sobre el uso de sus manos y de otra herramientas como ramas y huesos, lo que les lleva por ejemplo, a comenzar a defenderse de sus depredadores, a expulsar a otros grupos de primates de la charca matando a sus rivales, cazando a otros animales para alimentarse y, por fin, a dormir con tranquilidad en la cueva. Quizás la escena más repetida de la película sea la "orgía de poder" del jefe del grupo, golpeando con un hueso una quijada de animal y "comprendiendo" el significado y consecuencias de su acto.

Este primer acto está acompañado en su mayor parte por la hipnótica composición "Así hablaba Zaratrustra" de Richard Strauss.


Segundo Acto: TMA-1


En 1999 el Doctor Heywood Floyd viaja de la Tierra a la Luna, primero en un avión-cohete que lo eleva de la Tierra hasta una estación espacial en órbita y todavía en construcción. La maniobra de aproximación es una bella coreografía espacial con la música de "El Danubio Azul" de Johann Strauss (hijo). En la estación espacial la vida se hace en los anillos exteriores circulares, que poseen gravedad debido a la fuerza centrífuga de la rotación del conjunto, mientras que en la parte central, donde está el hangar para las naves, esta rotación no provoca gravedad. Durante su estancia el Dr. Floyd realiza una videoconferencia con su familia en la Tierra y tiene un encuentro con científicos de otros países (incluida la URSS), en el que le preguntan sobre la extraña cuarentena declarada en la base norteamericana de Clavius, supuestamente provocada por algún tipo de enfermedad.

Después el Dr. Floyd continúa viaje a la Luna y, de nuevo, el alunizaje se convierte en una coreografía acompañada de "El Danubio Azul". Allí, poco después se desvela el misterio: el Dr. Floyd ha viajado para hacerse cargo de la investigación sobre el insólito descubrimiento de un monolito negro de perfectas dimensiones y fabricación, que se hallaba enterrado en el crater Tycho y que se descubrió durante un análisis magnético de la superficie lunar, por lo que fue bautizado TMA-1 (Tycho Magnetic Anomaly #1 o Anormalidad magnética Tycho número 1). Hasta el momento el monolito se había resistido a cualquier tipo de análisis de su estructura o características y tampoco había demostrado ningún tipo de actividad. Lo que quedaba claro es que se trataba de algo fabricado por una civilización extraterrestre avanzada, que había sido enterrado intencionadamente y que era la primera prueba real de la existencia de vida extraterrestre, por lo que se debía mantener en secreto de momento.

Así, viajan hasta la excavación y bajan a pié hasta el nivel del monolito, maravillándose al ver y tocar algo tan perfecto e insondable. En ese momento está amaneciendo en esa parte de la Luna y el monolito, al recibir el primer rayo de sol desde que fue enterrado, emite una potente señal que deja totalmente aturdidos a los presentes.


Tercer Acto: Misión a Júpiter


Estamos en 2001 y la nave espacial Discovery viaja hacia Júpiter con cinco tripulantes, tres en hibernación, dos despiertos, David Bowman y Frank Poole, y un superordenador de última generación llamado HAL 9000 que gobierna la nave utilizando inteligencia artificial, lo que también le permite comunicarse con los humanos mediante el habla. La vida a bordo es monótona, comer, dormir, algo de ejercicio, jugar al ajedrez con HAL, comunicaciones de misión y personales con Tierra (con el correspondiente retardo debido a la distancia) y poco más. Nada se dice acerca de la misión, más allá de una exploración del entorno de Júpiter, y no hay ninguna conversación que mencione a TMA-1 o algo relacionado.

Sin ningún desencadenante especial HAL 9000 comienza a hacer preguntas y a tener conversaciones un poco fuera de lugar sobre la misión y durante una de ellas se autointerrumpe para anunciar un fallo en una unidad de comunicaciones que podría dar lugar a la pérdida de la conexión con la Tierra. David Bowman sale del Discovery en una de las pequeñas naves esféricas con brazos de manipulación y sale de ella en un paseo espacial para reemplazar la unidad teoricamente averiada. Cuando regresa al interior todos los análisis de la unidad son correctos y desde el control de la misión, con un ordenador gemelo a HAL, tampoco encuentran ningún fallo, lo que pone en entredicho la fiabilidad de HAL 9000.

David Bowman y Frank Poole toman precauciones para que HAL no les oiga hablar sobre la posibilidad de desconectar sus funciones superiores, pero HAL consigue enterarse leyendo los labios de los astronautas, capacidad al parecer no contemplada por ellos.

HAL 9000 vuelve a diagnosticar el fallo futuro de la unidad reemplazada, tomándose la decisión de volver a dejar la original para comprobar si acaba fallando o no, pero a la vez confirmando los problemas de fiabilidad de HAL. En este caso es Frank Poole es el que sale a realizar la sustitución, pero cuando ha salido de la pequeña nave esférica, HAL toma control de ésta y la lanza sobre el astronauta, provocando la despresurización del traje espacial y enviándolo lejos del Discovery.

David Bowman no tiene claro que ha pasado, HAL parece no saberlo tampoco y Frank no responde, por lo que corre a tomar otra de las pequeñas naves y sale en ella a rescatarlo. Con Bowman fuera, HAL provoca la muerte de los tripulantes hibernados. Bowman consigue llegar hasta Frank Poole, pero ya está muerto, así que lo recoge y regresa al Discovery, pero HAL le niega la apertura del hangar para que pueda entrar, dándose cuenta también de que con las prisas se ha olvidado del casco del traje espacial. Decide intentar una maniobra arriesgada que HAL no cree que pueda conseguir: abandona a Frank Poole en el espacio, abre con los brazos articulados de la pequeña nave una puerta exterior del Discovery y coloca la puerta de su nave orientada hacia la otra puerta, haciéndola explotar para salir disparado hacia el interior del Discovery, donde consigue presurizar la cámara antes de morir.

Ya con casco, para evitar la despresurización provocada por HAL 9000, Bowman va a desconectarlo y durante el recorrido HAL parece querer explicar lo sucedido, exculpándose de todo y pidiendo que no lo desconecte. Consigue entrar en una sala con paredes rojas repletas de pequeñas tarjetas que David va extrayendo una a una y que poco a poco van desconectando las funciones de HAL, que mientras sigue suplicando compasión, pero cada vez con más problemas de comunicación hasta que HAL parece retornar a su "infancia", a sus primeras enseñanzas, una canción ... y "muere".

Al quedar desconectado HAL, se pone en marcha una grabación que pone al corriente a David Bowman de la verdadera misión: la investigación del destino de la señal emitida por TMA-1 en 1999, en un punto cercano a una de las lunas de Júpiter.


Cuarto Acto: Júpiter y más allá del infinito


Unos meses después, David Bowman llega a los alrededores de Júpiter en el Discovery y sale en una de las pequeñas naves esféricas a investigar un enorme monolito negro que orbita una de las lunas y que fue el destino de la señal del TMA-1 en 1999. No parece haber ninguna interacción, pero de pronto David comienza un viaje extraño, alucinante y desconcertante, por unos paisajes psicodélicos de luz y color en ocasiones vagamente familiares.

Cambia repentinamente la escena y Bowman se encuentra dentro de la pequeña nave, pero en el interior de una extraña especie de habitación de hotel de estilo anticuado. Se le ve ya fuera de la nave, en la habitación, intentando entender qué es aquello, para pasar a hacer vida "normal" en aquella rara vivienda. Todo es familiar pero anticuado, el mobiliario y los programas de televisión, pero los libros son solo la portada y la comida de todos los paquetes es siempre la misma. Finalmente en una extraña sucesión, David Bowman se ve a si mismo cada vez más viejo hasta acabar moribundo en la cama.

Igual de repentinamente, Bowman es ahora un feto dentro de su bolsa amniótica, flotando en el espacio sobre el planeta Tierra en un apoteosis final que, como al principio, utiliza la música de "Así hablaba Zaratrustra" de Richard Strauss.


Interpretaciones

La interpretación habitual (que es, además, lo que se cuenta en la novela), nos habla de una civilización extraterrestre avanzada que hace unos 4 millones de años pasó por la Tierra en una expedición y descubrió vida avanzada no inteligente, pero con algunas especies como los primates que poseían el potencial de desarrollar la inteligencia, aunque la selección natural no podía asegurarlo. Así, esta civilización deposita un monolito en uno de los grupos de primates más avanzados, sembrando o dando un impulso a la aparición de la inteligencia en ellos. A la vez enterraron otro monolito en la Luna (TMA-1) y dejaron un tercero en orbita de Júpiter, de forma que el TMA-1 sirviera de aviso (centinela) en el caso de que la semilla de inteligencia diera lugar en el futuro a una especie que comenzara la exploración espacial. Así, llegado el caso se descubriría el monolito lunar y al recibir el primer rayo de sol se enviaría una señal al otro monolito en los alrededores de Júpiter, que en sí misma es una puerta estelar, una puerta a pasillos interestelares que permiten la comunicación y el viaje a lugares muy alejados del universo.

Durante el viaje del Discovery a Júpiter, solo el superordenador HAL 9000 y los tripulantes hibernados conocen la verdadera misión: investigar el destino de la señal del TMA-1 en los alrededores de Júpiter. Ni David Bowman ni Frank Poole, los tripulantes despiertos del Discovery, conocen la misión y eso implica que HAL 9000 de alguna manera está mintiendo, ocultando información a humanos, mientras que por otro lado se supone que un ordenador debe ser perfecto, infalible y que no puede tener ese tipo de comportamientos. Es una de las paradojas teóricas de la inteligencia artificial, que en el caso de HAL le lleva a desórdenes psicológicos que en un momento dado le arrastran en una cascada de mentiras y engaños (por otra parte, algo muy habitual en humanos). Dado que los humanos llegan a considerar la desconexión de HAL y que él se considera el único capaz de llevar a cabo con éxito la misión (egocentrismo y megalomanía), llega a la conclusión de que los humanos están poniendo en riesgo la misión y que son prescindibles, por lo que intenta eliminarlos a todos. David Bowman aprovecha sus recursos humanos para "vencer" a HAL y consigue desconectarlo, pero queda como único superviviente humano e intenta proseguir la misión como pueda.

El monolito de los alrededores de Júpiter es una puerta estelar, una entrada a pasillos que conectan puntos distantes del universo. La llegada de David Bowman al monolito provoca la apertura de la puerta y David comienza un viaje a través de estos pasillos, que lo llevan a algún punto del universo donde "vive" la civilización que sembró los monolitos hace 4 millones de años. Allí situan a David en un entorno lo más familiar posible, reconstruido a partir de transmisiones de televisión de la Tierra captadas y reenviadas, se supone, durante la exposición del TMA-1 en 1999. David es analizado para ver si la especie tiene las capacidades necesarias para dar el siguiente paso en la escala de la inteligencia y parece que sí, con lo que David es transformado en un nuevo tipo de vida, más inteligente y sin las limitaciones del cuerpo físico, lo que es simbolizado por el feto humano y finalmente devuelto al entorno de la Tierra.


HAL 9000 -

El nombre del ordenador de la nave espacial, "HAL", significa en la película "Heuristic ALgorithmic Computer" (Ordenador de algoritmos eurísticos), pero existe controversia acerca de porqué se llamó así.

Desde el principio se dijo que se había hablado con la empresa IBM para que el ordenador protagonista fuera en la ficción de dicha empresa, pero que se negaron a ello, supuestamente por no querer asociarse con un ordenador que falla y se vuelve neurótico y no dar pábulo a la idea catastrófica de ordenadores matando a humanos. En cualquier caso, ante la negativa se trataría de hacer un juego con la situación, dando al ordenador el nombre con las letras anteriores en el abecedario de las de la empresa, convirtiendo pues IBM en HAL.

Sin embargo Arthur C. Clarke siempre ha negado esta explicación como mera casualidad y se remite a las siglas del nombre intencionado de "Heuristic ALgorithmic Computer". Para intentar dejar claro esto, el Doctor Chandra, personaje de la secuela "2010: Odisea 2" de Arthur C. Clarke, dice "...cualquier idiota sabe que HAL significa Heuristic ALgorithmic" y en el prólogo de "3001: Odisea Final", el mismo Arthur C. Clarke dice que "HAL no es un juego de letras con el acrónimo IBM".

Sigue siendo un tema abierto, porque es difícil de creer la coincidencia IBM-HAL y, además, en la gestación de "2001: Una odisea del espacio"

 
Fran Kapilla.com (c) 2005-2009
Crónicas | Curriculum | Archivo | Mis Libros | Fotografía | Reflexiones | Contacto